El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   Bogotá D.C., Noviembre 27 de 2021
 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

RETOS PEDAGGICOS
TIC en educacin: ms all de su integracin en el currculo
No hay uno que sabe y otro que no sabe, si no dos que saben cosas diferentes

Edmundo Granda (2009)

Las sociedades ante el reto digital, representa en s mismo un importante significado sociopoltico. Seala por ejemplo, que la revolucin tecnolgica de los ltimos aos tiene implicaciones profundas en la manera como hoy en da se producen las riquezas, se gobierna, se participa, se aprende y se convive, exigiendo as repensarse la manera que finalmente el uso de las Tecnologas de la Informacin y las Comunicaciones TIC inciden positivamente en el mejoramiento de la calidad de vida de los cientos de comunidades alrededor del mundo.



En lo que respecta el campo educativo, en particular en la ltima dcada, los gobiernos no han ahorrado esfuerzos en lograr llevar la tecnologa a las escuelas, para que hagan parte esencial del proceso de enseanza-aprendizaje. Computadores, Internet, tableros digitales y otros ms dispositivos constituyen el men digital que caracterizan los programas de dotacin de infraestructura TIC de varios pases. En Colombia por ejemplo, los programas Computadores para Educar CPE - y Compartel, del Ministerio de TIC tienen como fin lograr llevar computadores y acceso a Internet, respectivamente, a miles de centros educativos ubicados a lo largo y ancho del territorio. As mismo, el programa Conexin Total del Ministerio de Educacin busca garantizar los recursos necesarios para que las Secretaras de educacin certificadas puedan financiar el gasto recurrente del servicio de conectividad de sus sedes educativas, mejorar la infraestructura de redes de las mismas; y reponer y densificar computadores.



El resultado de estos programas ha permitido, segn cifras del Ministerio de Educacin, que el promedio de nios por computador pasara de 142 en el ao 2002 a 20 al finalizar el 2010. En materia de acceso a Internet, en el 2005 solo el 19% de la matrcula pblica de educacin bsica y media poda tener acceso. Para el 2010 esta cifra haba llegado al 89%. Es preciso indicar que las cifras mencionadas tienen sus matices regionales, existen ciudades donde el 100% de las sedes educativas cuentan con computadores y el promedio de nios por computador es inferior al estndar nacional alcanzado en el 2010, as como tambin localidades donde el 100% de los estudiantes pueden conectarse a Internet desde la sede educativa. Aunque siguen existiendo disparidades regionales que responden a la tendencia histrica de inequidad social, no se pueden desconocer los logros alcanzados en dotacin de infraestructura TIC para el sector educativo.



A finales del siglo pasado cobr una alta vigencia en los crculos acadmicos y de poltica pblica el concepto de la brecha digital, acuado para denominar la distancia en las oportunidades de desarrollo entre los pases que tenan acceso a los nuevos medios digitales y los que no. Ahora, debido a los logros alcanzados por diferentes pases en este frente y a su vez al interior de ellos en varios sectores, entre ellos el educativo como el ejemplo citado anteriormente, la brecha digital ya no est dada por el acceso, sino por el uso, es decir entre quienes saben utilizar y aprovechar las ventajas que ofrecen los nuevos medios y los que no (Resnick, 2002). Sobre el particular, el profesor Mitchel Resnick, investigador del Media Lab del Instituto Tecnolgico de Massachussets MIT, considera esta diferencia como brecha de fluidez, para lo cual acude para su explicacin al ejemplo de lo que significa el manejo de una segunda lengua. Se considera que alguien es fluido en un nuevo idioma cuando es capaz de comunicar ideas, sentimientos y, en general, expresarse con facilidad (Resnick, 2002). Aplicado al campo digital, una persona es fluida cuando tiene las habilidades para utilizar los diversos equipos, programas; en fin, precisamente para expresarse a travs de estos con destreza aprovechando al mximo sus posibilidades creativas.



Retomando la experiencia del sector educativo colombiano a la luz de este nuevo referente de brecha digital, los resultados no son alentadores. Si bien ha mejorado el acceso a las TIC, su uso es limitado y circunscrito al modelo educativo tradicional, de manera que estos recursos no han sido aprovechados para innovar en el aprendizaje con el fin de incentivar la fluidez digital en docentes y estudiantes. Son contadas las experiencias en que los computadores e Internet son utilizados para imaginar, disear, crear; por el contrario, se presentan ms como un medio de consulta de informacin y mquina de escribir.



Varios de los programas de formacin en TIC que se han adelantado con los docentes, buscan la incorporacin de estos recursos en el currculo, en la prctica pedaggica, pero no proponen un modelo de aprendizaje que sea capaz de responder al nuevo entorno de colaboracin, interactividad, comunicacin y participacin vigente en la sociedad actual y en el que se desenvuelven los jvenes en la cotidianidad.



Ms que TIC, Educacin

Coincidimos en la afirmacin que el mundo ha cambiado gracias al vertiginoso avance tecnolgico de los ltimos aos, de este modo la formacin de las personas para que se desenvuelvan en este nuevo mundo debe ser por supuesto, diferente a la que se practicaba hace 20, 30 50 aos. Pero en trminos reales sigue siendo la misma.



Si entendemos la educacin como la actividad que permite potencializar las capacidades humanas para la realizacin personal, y basado en su etimologa, educare, como aquel acto de sacar afuera de, vale la pena entonces revisar la pertinencia de la prctica educativa actual.



Para empezar a revisar este tema, en primer lugar, es pertinente poner de manifiesto que hemos aceptado como statuo quo la siguiente estructura en la educacin escolar: divisin del conocimiento por materias y horas determinadas para abordarlas, organizacin de los niveles para ensear teniendo de referencia edades similares de los nios y jvenes, rol central del docente en el proceso educativo y estandarizacin de lo que se debe aprender y el ritmo para hacerlo. Pero, puede ser diferente?



Precisamente, la presencia de los medios tecnolgicos en el contexto escolar puede facilitar la concepcin y prctica de otra dinmica para el aprendizaje, en particular para que sea el propio estudiante quien determine lo que quiere aprender y cmo hacerlo. En lenguaje de Seymour Papert (1993) este ltimo punto sera brindarle la oportunidad al nio de involucrarse con actividades donde pueda crear y disear, principalmente basadas en temas o ideas que sean personalmente significativas para l. De este modo, el aprender adquiere un sentido, una motivacin para concebir una idea, planearla como llevarla a cabo, definir lo que se necesita y ante todo disfrutar el proceso de su realizacin.



El abordaje del aprendizaje por proyectos basados en los propios intereses de los jvenes, puede eliminar la clsica divisin del conocimiento por materias y as como los horarios para ver uno u otro tema, adems de la necesidad que todos deban aprender lo mismo y bajo el mismo ritmo. De este modo, los nios y jvenes se involucraran en lo que les gusta (Collins, 2009) y realizar proyectos de mayor complejidad o duracin que otros, abordar los mismos temas si es preciso, pero hacer actividades diferentes para tratarlos. Sin embargo el que lo hagan en ritmos diferentes no significa que uno sepa ms que otro, o que no hacerlo del mismo modo que los dems pueda significar reprobar un ao.



As como es posible eliminar las materias, tambin es posible concebir que se pueda aprender con nios y jvenes de diferentes edades, descartando de esta manera la divisin por cursos donde el criterio principal es el rango de edades (Resnick, 2002). Para la realizacin de un proyecto se podra trabajar colaborativamante y para ello, como no se requiere que todos los participantes realicen similar actividad, se puede disear un proyecto donde cada uno haga su aporte y participe segn sus habilidades, destrezas y competencias.

Ahora, cul sera el rol del docente en este proceso? En primer lugar, sera el de abandonar el enfoque en el que el docente es el centro en el aprendizaje y el encargado de impartir lo que se debe aprender y la metodologa. El papel del maestro debe tener ms una connotacin de mentor que inspira, motiva y que ante todo se convierte en el cmplice creativo que es capaz de ayudar a llevar a cabo esas ideas de proyectos que plantean los nios y jvenes. Asimismo, es quien debe proporcionar rutas y orientar donde se puede encontrar informacin y aprender a manejar uno u otro programa. Pero en ningn momento es quien debe saberlo todo, por el contrario, se hace un aprendiz ms, reconociendo ante los dems que puede no saber de un tema pero que puede saber cmo aprenderlo y a la vez, es quien tambin va a llevar a cabo sus ideas y compartirlas con sus colegas ms pequeos.



Fuente: Oswaldo Ospina Meja, en www.colombiadigital.net/entorno-tic/especial-del-mes/especial-marzo/item/1467-tic-en-educaci%C3%B3n-m%C3%A1s-all%C3%A1-de-su-integraci%C3%B3n-en-el-curr%C3%ADculo.html

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player