El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

   Bogotá D.C., Noviembre 27 de 2021
 
 
 
 

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

MS ALL DEL CANON
Pensamiento crtico y formacin integral
El aprendizaje del pensamiento crtico es tambin una manera de aportar en el desarrollo de valores y otras actitudes, segmentos de la formacin integral. Favorece, por ejemplo, la tolerancia y la autonoma. No se trata de ejercer esta modalidad de pensamiento solamente en la escuela, incluidas las prcticas lectoescriturales, sino en todas las esferas de la vida. Ms que un potencial para proceder en el mundo acadmico se trata de una actitud para avanzar en el mundo de la vida.


Respecto al valor de la tolerancia, no se puede ser verdaderamente crtico siendo injusto, excluyente, interesado en s mismo, sectario o heternomo. El crtico contamina su razonamiento cuando adeca las situaciones que examina a su ideologa y soslaya puntos de vista diferentes. La tolerancia es una manera de ser crtico en la vida; de actuar inclusivamente con base en el reconocimiento y aceptacin de s mismo y del otro; pasa por reconocer que el mundo es asimtrico, que todos no son iguales ni tienen porqu serlo, que el otro es diferente en pensamiento, forma de ser, actuar, obrar, sentir y percibir. Tambin se es crtico cuando se reconocen y aceptan los aciertos, errores, limitaciones, debilidades y potenciales propios.


Adems de la tolerancia este aprendizaje favorece el desarrollo de la autonoma, de la independencia de pensamiento. En el mundo de hoy, bajo el influjo de proyectos utilitaristas, no se escatiman recursos para persuadir a las personas, agregndolas emocionalmente, y someterlas al arbitrio del consumo, del hedonismo, de la moda, al imperio de los medios de comunicacin, de la eficiencia y la rentabilidad, imponindoles una direccin para sus vidas. Este hecho, en que el ser humano es permanentemente despersonalizado, demanda de la escuela la generacin de oportunidades y capacidades para que el sujeto educable proceda en su existencia con pensamiento autnomo y actitud crtica, conozca e interprete la realidad, asuma creencias, pensamientos, actitudes y posiciones a la luz de su propia razn con criterios fiables, y ponga de presente la asimetra social, de pensamiento y credo en los procesos de su vida acadmica y cotidiana.


La ausencia de autonoma degenera casi siempre en pasividad, en aceptacin resignada. Pero lo contrario a esta ltima actitud no puede ser tampoco la reaccin apasionada e irracional, si se prefiere intolerante, en nombre del ser crtico, propia del contestatario, del individuo reactivo, que asume como conducta el desconocimiento y la exclusin, ms que la oposicin, de ideas, situaciones o eventos ajenos a su territorio ideolgico. El contestatario reacciona, adems, para reafirmarse en el mbito nico, muy cmodo, por cierto, de sus ideas y costumbres, pues le huye al cambio en s mismo, inclusive a la autocrtica y la autorreflexin es clsico en el espacio escolar el profesor que siempre reacciona frente a cualquier proceso que le implique mayor esfuerzo intelectual o cambio actitudinal en favor del desarrollo acadmico e integral, y mucho ms a la posibilidad de generar ideas constructivas, las cuales no pueden caber en su mente, ni para aceptarlas ni mucho menos para producirlas.


El pensamiento crtico es la serie de representaciones, estrategias y operaciones que efecta un sujeto para asumir posturas y realizar interpretaciones fiables acerca de un evento, situacin o enunciado, desarrollando una argumentacin razonada, soportada en criterios de claridad, relevancia, profundidad, precisin, evidencia y equidad (Arboleda, 2008, 2011) [1] Se trata de un potencial presente en individuos que de manera permanente se dirigen, regulan y corrigen a s mismos, sin contaminar sus argumentos y acciones por creencias y dogmas. El gran reto del pensador crtico consiste en asumir su vida en sintona con estas caractersticas. Muchos textos y personas pierden credibilidad cuando involucran inferencias, categorizaciones, anlisis, sntesis o relaciones bajo el influjo de un pensamiento vertical deseoso de ver solamente lo que le provoca mirar, acomodando las situaciones, eventos o enunciados a su esquema ortodoxo.


Aunque constituye un potencial especfico, el pensamiento crtico habita en cada expresin o modalidad de pensamiento, entre otros, el creativo, lateral, tico, investigativo y complejo. Sin capacidad crtica el pensamiento, en cualquiera de sus formas, es slo un proyecto, y en consecuencia, aplaza las posibilidades de alcanzar finalidades y propsitos en los que fue circunscrito. Formar el pensamiento crtico precisa generar oportunidades y capacidades para que los sujetos educables armonicen con la autocorreccin, se sepan falibles, autocrticos, no se apeguen a pensamientos propios y de otros, no aparten de sus decisiones y juicios las creencias, opiniones, experiencias, intereses, preferencias, ni se sometan a estas. Es, al lado de otras modalidades de pensamiento y funciones psquicas, condicin de todo proyecto edificador.


_________________________________________
[1] Arboleda, Julio Csar (2011). Pensamiento, inteligencias, competencias y comprensin: Relaciones y especificidades en el marco de una pedagoga por proyectos de vida, en: Competencias pedaggicas: conceptos y estrategias, editorial REDIPE, SANTIAGO DE Cali, pp. 43-62.



Fuente: http://rediberoamericanadepedagogia.com/index.php/component/content/articled=57

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player